¿Cuáles son los canales de financiación de las startups?

Publicado en por albertogonzalez

En el mundo empresarial las startups están de moda. Una startup no es más que una compañía de nueva creación creada sobre una base tecnológica y con unas expectativas de crecimiento muy altas. Además, el 90% de las startups necesitan que ese crecimiento sea muy rápido.

El modelo de negocio de una Startup se basa principalmente en ese crecimiento rápido. La tecnología es el producto de más valor de cualquier startup. Y la principal finalidad de los creadores de este tipo de empresas es venderlas. La mayoría de startups (y las más exitosas) no llegan al año de vida.

Pero para conseguir este objetivo es importante contar con dinero y aquí es donde entra en juego la financiación. ¿Cómo son capaces de conseguir dinero las startups? Y no hablamos de poco dinero. Desarrollar una tecnología de vanguardia que haga que otra empresa más grande quiera conseguirla y, por tanto, compre la startup, es algo que requiere una inversión importante.

Canales de financiación de las startups

Financiación bancaria. Aunque cualquiera podría pensar que es la forma más habitual de conseguir dinero, entre las startups no es así. La financiación a startups es un negocio al que los bancos se han sumado recientemente. Algunos como el Banco Sabadell han invertido más de 200 millones de euros en startups. Sin embargo, de cara a los propietarios de este tipo de empresas emergentes, esta es la financiación menos interesante para ellos.

FFF. Las famosas 3 efes (Family, Friends and Fools) es la fuente más cercana y accesible a la hora de buscar financiación para cualquier emprendedor. Traducido al español sería familia, amigos y locos. Está claro que la familia y los amigos pueden ayudarnos siempre, pero eso no quiere decir que no sean unos locos por poner dinero en un proyecto que puede (y suele) no salir bien.

Inversores. Contar con inversores es la forma de financiación más habitual en una startup. Los inversores inyectan una cantidad importante de dinero sin muchas preguntas, lo que acelera la capacidad de crecer muy rápido. Hay que tener en cuenta que una startup puede no llegar a no facturar nada en toda su vida, por lo que contar con dinero rápido es importante. Eso sí, no es sencillo contar con inversores. Estos suelen poner su dinero en sectores que conocen y que, además, prevén que les va a devolver la inversión multiplicada por 4 o 5 en un periodo corto de tiempo.

Si tienes la suerte de contar con un buen inversor es que tu startup tiene futuro, pero también puedes verlo desde el lado contrario. El inversor querrá su parte del pastel a la hora de vender, por lo que si puedes conseguir el dinero de otras formas te tocará una parte más grande.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post